La fisioterapia debe estar presente en todas las etapas de la vida de las personas con Síndrome de Down
COFICAM subraya que la Fisioterapia es esencial desde los primeros meses de vida El tratamiento multidisciplinar logra mejorar la calidad de vida de estos pacientes abarcando desde aspectos cognitivos, psicomotrices, sociales o educativos hasta la autonomía personal

21-03-2019
Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla-La Mancha

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Síndrome de Down el próximo 21 de marzo, el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla - La Mancha (COFICAM) destaca el importante papel de la fisioterapia en todas las etapas de los afectados subrayando que, además, “es importante contar con tratamiento multidisciplinar para mejorar la calidad de vida de estos pacientes. Desde aspectos cognitivos, psicomotrices, sociales o educativos hasta la propia autonomía personal”, afirma Sofía Rodríguez Uribes

El Síndrome de Down es una genopatía que se caracteriza por una alteración en el número de cromosomas del ser humano. Más conocido como Trisomía del par 21, es decir, poseen un cromosoma 21 extra por lo que da a lugar a 47 cromosomas en lugar de 46, que es lo habitual. A día de hoy, nadie duda de la importancia que tiene la fisioterapia en niños con Síndrome de Down. Los afectados además de presentar afecciones orgánicas como cardiopatías, malformaciones digestivas o hipotiroidismo, entre otras cosas, también poseen un retraso en el desarrollo psicomotor característico en estas personas. 

Desde el nacimiento del bebé, las familias son derivadas a los centros de desarrollo infantil y atención temprana para que todos puedan conocer de primera mano cómo funciona la Fisioterapia en el ámbito pediátrico, y de este modo conocer su desarrollo motor, qué estrategias se deben de seguir para alcanzarlo y cuáles son las distintas habilidades encaminadas a mejorar la función respiratoria y oro facial.

Según se van haciendo mayores, la Fisioterapia pasa por su etapa educativa donde se seguirán desarrollando las habilidades motrices de los pacientes, encaminadas a mejorar su coordinación o su función cardiovascular y así lograr disfrutar de momentos de ocio, tanto en la escuela como en sus entornos naturales.

Por último, ya en la edad adulta, las personas con Síndrome de Down sufren, al igual que al resto de la población, dolencias articulares y musculares, por son necesarios ejercicios de Fisioterapia para mejorar su calidad de vida. La fisioterapia también ayuda a la mejora del acondicionamiento físico, logrando retardar cualquier patología típica de la etapa adulta.

Acceder a la noticia
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.