José Casaña: “A los mayores les recomendaría ejercicio físico pautado por un fisioterapeuta, es una de las herramientas más potentes y con mayor evidencia a nivel terapéutico”
En una sociedad como la actual, con una creciente esperanza de vida, es importante conseguir que esos últimos años sean de la mayor calidad posible. Aquí la fisioterapia juega un papel clave. Este fue el tema principal del programa “Els nostres majors” que dirige Ximo Rovira en Levante Televisión. Para hablar de ello y dar pautas básicas, ha entrevistado al decano del Ilustre Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana (ICOFCV), José Casaña.El trabajo de la fisioterapia en las personas mayores no es sólo durante o post una lesión, también juega un rol importante en la prevención. Ayuda a mejorar el tono muscular, el rango articular y a disminuir el dolor, es decir, les ayuda a ganar movilidad, agilidad, fuerza y resistencia física, mejorando su calidad de vida. Para ello, como comenta en la entrevista el decano del Colegio de Fisioterapeutas, un elemento vital es el ejercicio físico terapéutico. “La fisioterapia ha evolucionado, la investigación nos ha permitido hacer estudios que demuestran que el ejercicio físico es una de las herramientas más potentes a nivel terapéutico. De hecho, es la principal recomendación que haría para este tipo de población porque tiene muy poco coste, mucha evidencia y es muy sencillo de hacer”, ha señalado José Casaña.El decano del ICOFCV subraya que en este sentido la fisioterapia geriátrica ha cambiado ya que antes era más conservadora y se tendía a protegerlos, pero la investigación ha demostrado que la fisioterapia mediante ejercicios más dinámicos y activos es más beneficioso para estos pacientes. “La evidencia ha puesto de relieve que los mayores pueden hacer ejercicios de alta intensidad, consiguiendo en menos tiempo resultados mejores, eso sí, haciéndolo siempre de una forma progresiva y específica, pautada por un fisioterapeuta”.En cuanto a las patologías más comunes en el colectivo de la tercera edad,  José Casaña asegura que “lo que más nos encontramos son patologías crónico-degenerativas, de ahí que lo que más observamos son las artrosis de cadera y de rodilla”.El decano del ICOFCV explica que estas patologías producen dolor y que es necesario explicarle a los mayores que “no se pueden quedar en casa sin hacer nada, ya que si no se mueven o realizan ejercicio específico atrofiarán más el músculo y con el tiempo estarán en una situación peor”, por ello, insiste en recomendarles que vayan a un fisioterapeuta y hagan ejercicio para potenciar la musculatura y así ir ganando fuerza y movilidad. “Esto es un problema a menudo porque son tratamientos activos que depende de la persona y a veces les cuesta”.Ante la pregunta del presentador del programa “Els nostres majors” sobre cuál es la situación actual de la fisioterapia en la sanidad pública, el decano del ICOFCV matiza que este es un tema “delicado ya que hay listas de espera que impiden desarrollar un fisioterapia efectiva”.Como una vía, José Casaña apunta que muchos mayores pueden acudir a los centros deportivos municipales que tienen hoy casi todos los municipios, dado que “en su mayoría cuentan con fisioterapeutas expertos en ejercicio terapéutico que les pueden ayudar”. En esta línea, el decano del ICOFCV explica que el fisioterapeuta trabaja de forma multidisciplinar con otros profesionales sanitarios y que, en algunas ocasiones, estos prescriben ejercicio sin tener en cuenta aspectos básicos. “Por ejemplo, recomiendan natación para dolores de espalda u hombro pero sin conocer si la persona sabe nadar o si tiene una técnica acuática, pudiendo de esta forma agravar su problema. O les prescriben caminar y cuando la persona lo hace vuelve con más dolor. Algo normal porque primero deberían potenciar durante 2 ó 3 semanas las piernas y cuando ya tengan un tono muscular y una condición básica entonces ya pueden hacer actividades cíclicas aeróbicas como caminar, bicicleta…”. Por ello, Casaña defiende que es importante hablar primero con el fisioterapeuta para que le adapte el ejercicio a la edad y a las patologías que pueda tener. “El ejercicio físico es muy sencillo pero siempre y cuando esté supervisado por un profesional que siempre tendrá en cuenta esos aspectos vitales”.El decano del ICOFCV da unos consejos básicos para que las personas mayores puedan hacer en su propio domicilio pero indica que, si es posible, siempre es mejor ir a una clínica y/o gimnasio, y hacerlo allí de forma supervisada. “Encontramos que cuando se hace ejercicio en grupo, en el ámbito social, los resultados son más beneficiosos”.A continuación el vídeo con la entrevista completa del programa:

15-05-2018
Illustre Col.legi Oficial de Fisioterapeutes de la Comunitat Valenciana

En una sociedad como la actual, con una creciente esperanza de vida, es importante conseguir que esos últimos años sean de la mayor calidad posible. Aquí la fisioterapia juega un papel clave. Este fue el tema principal del programa “Els nostres majors” que dirige Ximo Rovira en Levante Televisión. Para hablar de ello y dar pautas básicas, ha entrevistado al decano del Ilustre Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad Valenciana (ICOFCV), José Casaña.

El trabajo de la fisioterapia en las personas mayores no es sólo durante o post una lesión, también juega un rol importante en la prevención. Ayuda a mejorar el tono muscular, el rango articular y a disminuir el dolor, es decir, les ayuda a ganar movilidad, agilidad, fuerza y resistencia física, mejorando su calidad de vida. 

Para ello, como comenta en la entrevista el decano del Colegio de Fisioterapeutas, un elemento vital es el ejercicio físico terapéutico. “La fisioterapia ha evolucionado, la investigación nos ha permitido hacer estudios que demuestran que el ejercicio físico es una de las herramientas más potentes a nivel terapéutico. De hecho, es la principal recomendación que haría para este tipo de población porque tiene muy poco coste, mucha evidencia y es muy sencillo de hacer”, ha señalado José Casaña.

El decano del ICOFCV subraya que en este sentido la fisioterapia geriátrica ha cambiado ya que antes era más conservadora y se tendía a protegerlos, pero la investigación ha demostrado que la fisioterapia mediante ejercicios más dinámicos y activos es más beneficioso para estos pacientes. “La evidencia ha puesto de relieve que los mayores pueden hacer ejercicios de alta intensidad, consiguiendo en menos tiempo resultados mejores, eso sí, haciéndolo siempre de una forma progresiva y específica, pautada por un fisioterapeuta”.

En cuanto a las patologías más comunes en el colectivo de la tercera edad,  José Casaña asegura que “lo que más nos encontramos son patologías crónico-degenerativas, de ahí que lo que más observamos son las artrosis de cadera y de rodilla”.

El decano del ICOFCV explica que estas patologías producen dolor y que es necesario explicarle a los mayores que “no se pueden quedar en casa sin hacer nada, ya que si no se mueven o realizan ejercicio específico atrofiarán más el músculo y con el tiempo estarán en una situación peor”, por ello, insiste en recomendarles que vayan a un fisioterapeuta y hagan ejercicio para potenciar la musculatura y así ir ganando fuerza y movilidad. “Esto es un problema a menudo porque son tratamientos activos que depende de la persona y a veces les cuesta”.

Ante la pregunta del presentador del programa “Els nostres majors” sobre cuál es la situación actual de la fisioterapia en la sanidad pública, el decano del ICOFCV matiza que este es un tema “delicado ya que hay listas de espera que impiden desarrollar un fisioterapia efectiva”.

Como una vía, José Casaña apunta que muchos mayores pueden acudir a los centros deportivos municipales que tienen hoy casi todos los municipios, dado que “en su mayoría cuentan con fisioterapeutas expertos en ejercicio terapéutico que les pueden ayudar”. 

En esta línea, el decano del ICOFCV explica que el fisioterapeuta trabaja de forma multidisciplinar con otros profesionales sanitarios y que, en algunas ocasiones, estos prescriben ejercicio sin tener en cuenta aspectos básicos. 

“Por ejemplo, recomiendan natación para dolores de espalda u hombro pero sin conocer si la persona sabe nadar o si tiene una técnica acuática, pudiendo de esta forma agravar su problema. O les prescriben caminar y cuando la persona lo hace vuelve con más dolor. Algo normal porque primero deberían potenciar durante 2 ó 3 semanas las piernas y cuando ya tengan un tono muscular y una condición básica entonces ya pueden hacer actividades cíclicas aeróbicas como caminar, bicicleta…”. Por ello, Casaña defiende que es importante hablar primero con el fisioterapeuta para que le adapte el ejercicio a la edad y a las patologías que pueda tener. “El ejercicio físico es muy sencillo pero siempre y cuando esté supervisado por un profesional que siempre tendrá en cuenta esos aspectos vitales”.

El decano del ICOFCV da unos consejos básicos para que las personas mayores puedan hacer en su propio domicilio pero indica que, si es posible, siempre es mejor ir a una clínica y/o gimnasio, y hacerlo allí de forma supervisada. “Encontramos que cuando se hace ejercicio en grupo, en el ámbito social, los resultados son más beneficiosos”.

A continuación el vídeo con la entrevista completa del programa:

Acceder a la noticia
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.