Correr largas distancias no incrementa el riesgo de sufrir artrosis de rodilla
Desde siempre se ha pensado que correr aumenta el riesgo de sufrir de artrosis de rodilla, hasta el punto de recomendar en algunas ocasiones abandonar el deporte. Los estudios previos realizados no han aclarado la cuestión, estableciéndose en algunos casos una correlación positiva, inexistente en otros.El objetivo del estudio “Long Distance Running and Knee Osteoarthritis”, publicado en American Journal of Preventive Medicine, fue determinar si existen diferencias en la progresión de la osteoartritis de rodilla en corredores de mediana a avanzada edad en comparación con no corredores sanos durante casi 2 décadas de observación radiográfica en serie.Los autores siguieron durante 18 años a atletas y a personas que no corrían. Se realizó una radiografía de la rodilla al inicio del seguimiento y otra al final a cada uno de los miembros de cada grupo. No se encontró relación entre la práctica del atletismo y la existencia de artrosis. En todo caso, al final del periodo de seguimiento (cuya media fue de 12 años), los sujetos que no corrían mostraban más signos de artrosis que los sujetos que sí corrían asiduamente.Para acceder al artículo completo pincha aquí: artículo.(*) Noticia elaborada con la colaboración de nuestro colegiado Arturo Such Sanz(*) Chakravarty EF, Hubert HB, Lingala VB, Zatarain E, Fries JF. Long Distance Running and Knee Osteoarthritis. American Journal of Preventive Medicine. Elsevier; 2008 Aug;35(2):133–8.   

10-01-2018
Illustre Col.legi Oficial de Fisioterapeutes de la Comunitat Valenciana

Desde siempre se ha pensado que correr aumenta el riesgo de sufrir de artrosis de rodilla, hasta el punto de recomendar en algunas ocasiones abandonar el deporte. Los estudios previos realizados no han aclarado la cuestión, estableciéndose en algunos casos una correlación positiva, inexistente en otros.

El objetivo del estudio “Long Distance Running and Knee Osteoarthritis”, publicado en American Journal of Preventive Medicine, fue determinar si existen diferencias en la progresión de la osteoartritis de rodilla en corredores de mediana a avanzada edad en comparación con no corredores sanos durante casi 2 décadas de observación radiográfica en serie.

Los autores siguieron durante 18 años a atletas y a personas que no corrían. Se realizó una radiografía de la rodilla al inicio del seguimiento y otra al final a cada uno de los miembros de cada grupo. No se encontró relación entre la práctica del atletismo y la existencia de artrosis. En todo caso, al final del periodo de seguimiento (cuya media fue de 12 años), los sujetos que no corrían mostraban más signos de artrosis que los sujetos que sí corrían asiduamente.

Para acceder al artículo completo pincha aquí: artículo.

(*) Noticia elaborada con la colaboración de nuestro colegiado Arturo Such Sanz

(*) Chakravarty EF, Hubert HB, Lingala VB, Zatarain E, Fries JF. Long Distance Running and Knee Osteoarthritis. American Journal of Preventive Medicine. Elsevier; 2008 Aug;35(2):133–8.

 

 

 

Acceder a la noticia
Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.